Warning: file_get_contents(http://ipinfo.io/100.28.2.72): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.0 429 Too Many Requests in /var/www/vhosts/fairfoodproject.eu/httpdocs/read_sustainability_es.php on line 6
VOLVER A LA DIETA MEDITERRÁNEA PARA DETENER EL CAMBIO CLIMÁTICO - Fairfood News - for a smart life

Fairfood Sustainability

VOLVER A LA DIETA MEDITERRÁNEA PARA DETENER EL CAMBIO CLIMÁTICO

UMA
La huella ecológica de la alimentación

2022-05-23

Por Ana María Castillo Clavero, coordinadora de FairFood

Un demoledor informe de Centro Conjunto de Investigaciones de la Comisión Europea publicado recientemente muestra que el consumo de alimentos supone en España el 50% de la huella ecológica del consumo. Según publica eldiario.es, ‘la huella ecológica para satisfacer el consumo intensivo crece a base de contaminar el aire, degradar el agua, extraer recursos o exacerbar el cambio climático’.
Además, es de destacar que, en España, esta huella no solo crece sino que es mayor que en la media de los países de la UE28, como muestra la figura adjunta (La huella ecológica de consumo per cápita, por áreas, en España y la UE-28*. Datos en nanopuntos. Fuente: Comisión Europea y Ministerio de Consumo. Tomada de eldiario.es).
El informe muestra que la forma de producir y consumir alimentos en España es la principal responsable de los impactos ambientales –hasta el 52% de la huella ecológica– y que retornar a la dieta mediterránea reduciría muy notablemente estos impactos. “El consumo de alimentos representa con diferencia el principal impulsor de los impactos ambientales generados de media por una persona”. Los sistemas intensivos de producción de alimentos (agricultura y ganadería intensivas) provocan una saturación de nutrientes en el suelo y el mar, afectando a la capa de ozono, provocando la acidificación de ecosistemas y haciendo un uso masivo de agua y del suelo.
De acuerdo con el informe citado, una reducción del 25% en el consumo de productos generados de forma intensiva reduciría en una media del 20% efectos impactos como la eutrofización del suelo y del mar. Por ello, se demanda volver a una dieta con más vegetales y menos carne, obtenidos con sistemas de producción y distribución más respetuosos con el medioambiente. Es más, si el consumo de estos alimentos de producción intensiva bajara un 50% para adaptarse más a la dieta mediterránea tradicional, la mejora ambiental sería mayor, hasta un 40% mejor.
La pregunta es: ¿pero qué ha pasado con la dieta mediterránea? Sencillamente, que está en retroceso y ya no es la propia de España, pues solo es seguida por apenas un 45% de la población. Según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad), la dieta mediterránea consiste en comer frutas y verduras todos los días, limitar la carne roja a dos raciones por semana y a una ración semanal la carne procesada.

https://www.eldiario.es/sociedad/volver-dieta-mediterranea-reduciria-mitad-dano-ambiental-causa-alimentacion_1_9007285.html